Firma Acuerdo por la Igualdad

En México las mujeres han sido educadas de forma patriarcal, donde estas son puestas en un segundo término y el machismo domina en la familia y es el que da forma a la educacion¸donde la mujer se le coloca en segundo plano.

Somos una nación donde el asesinato de mujeres se ha convertido en una pandemia, a la que se agrega la impunidad. De los más de 3.200 casos que se dan al año, 98,5% queda sin castigo a los culpables.

La mujer en México no tiene asegurada su seguridad ni puede contar con una debida diligencia y juicios apegados a derecho.

Hay una demanda social para frenar la violencia general en el país y contra las mujeres en particular y esto será posible esencialmente con la intervención del estado.

El abandono de los gobiernos neoliberales de la ciudadanía, durante 36 años, origino más pobreza, total impunidad y el dolor y sufrimiento, causado por la violencia en general.

El cambio de régimen, que busca la cuarta trasformación de México, toma un papel protector de la ciudadanía de manera que, ejercerá todos sus esfuerzos, aplicando medidas para pacificar al país y dar protección efectiva a la mujer y terminar con la impunidad, castigando a los criminales.

Con este fin, el presidente Andrés Manuel López Obrador firmó el Acuerdo por la Igualdad, que tiene como objetivo poner en el centro de sus políticas de desarrollo a las mujeres y niñas más pobres y discriminadas de México.

El presidente remarco, “Para nosotros la igualdad en lo general tiene que ver con la atención a la pobreza, que esto sea lo fundamental, el punto de partida. En la participación ciudadana y política, que se vayan garantizando espacios a las mujeres. (…) No va a haber en este gobierno discriminación, no vamos a apostar por la desigualdad vamos a garantizar derechos como están establecidos en la Constitución” y continuo: “Pensamos que el movimiento feminista, independientemente de lo conceptual, de lo teórico, debe tener siempre como guía el humanismo. No se podría concebir feminismo sin humanismo”

El acuerdo signado por el mandatario, con la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero y la directora del Instituto Nacional de las Mujeres, Nadine Flora Gasman Zylbermann, como testigos, contempla los siguientes compromisos:

Más trabajo formal, mejores condiciones y derechos para las mujeres.

Garantizar bienestar a mujeres y niñas bienestar, educación, respeto, no violencia, paz y seguridad.

Que las familias y centros de trabajo compartan los trabajos de cuidado y las mujeres tengan más tiempo propio.

Una mejor atención a la salud de las mujeres a lo largo de toda su vida.

Trabajar juntas y juntos por una nueva cultura nacional basada en valores y principios de gobierno: la igualdad de los derechos y oportunidades para mujeres y niñas.

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, anunció que el 25 de noviembre, día para actuar, generar conciencia y prevenir la violencia contra mujeres y niñas, se darán a conocer estrategias en la materia.

Al respecto, la directora del Inmujeres, Nadine Gasman, agregó que trabaja en el desarrollo de mecanismos conjuntos con instituciones educativas para eliminar la violencia en los ámbitos escolares.

Resaltó que desde el inicio de la implementación de los ‘Programas Integrales de Bienestar’, las mujeres han sido las principales beneficiarias.

Por ejemplo, en ‘Jóvenes Construyendo el Futuro’, del total de aprendices inscritos, las mujeres representan casi el 60 por ciento de las becas para la inserción laboral.

En el programa de ‘Apoyo al Bienestar de Niñas y Niños de Madres Trabajadoras’, el 91 por ciento de quienes acceden son mujeres; en ‘Sembrando Vida’, 31 por ciento; en la pensión para adultos mayores, 55 por ciento; en la pensión para personas con discapacidad, 46 por ciento y en las becas para la educación media superior, el 51.4 por ciento.