Estas son las empresas a las que Peña y Calderón otorgaron ‘un millonario perdón’ en el pago de impuestos en México

Una organización civil logró abrir los datos de las personas y compañías beneficiadas con la condonación y cancelación de millonarios adeudos fiscales, en la cual figuran políticos y artistas.

Manuel Hernández Borbolla

Los expresidentes Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón en Ciudad de México, México, 5 de septiembre de 2012.Ariel Gutiérrez / Reuters

R T.-Tras más de una década de batalla legal, finalmente se revelaron algunos nombres de empresas, políticos y artistas que fueron beneficiados por el perdón y la suspensión de impuestos durante los mandatos de los expresidentes Felipe Calderón y Peña Nieto, quienes dejaron de recaudar un monto de 745.079 millones de pesos (37.597 millones de dólares) de manera opaca. La organización civil Fundar presentó un informe detallado con los 17.016 contribuyentes beneficiados entre 2007 y 2015 de manera discrecional por los dos últimos Gobiernos, información que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) se había negado durante años a revelar mediante litigios judiciales en los que alegaba la necesidad de preservar el secreto fiscal.

Esto, luego de que el Instituto Nacional de Acceso a la Información emitiera una resolución para dar a conocer el nombre de los beneficiados por tratarse de información de interés público.

Una batalla legal que dio un giro con el actual Gobierno de México, cuando el SAT finalmente accedió a revelar los nombres de los contribuyentes beneficiados.

“Consideramos que es legítimo que si un contribuyente no pagó sus contribuciones, el causante que sí liquidó sus impuestos tiene derecho a conocer por qué no pago y en qué condiciones se permitió eso”, dijo la titular del SAT, Margarita Ríos-Farjat.

Por su parte, la directora de Fundar, Haydeé Pérez Garrido, señaló que “la transparencia es fundamental para que la ciudadanía recupere la confianza en el Estado”.

La lista de nombres revelada

Entre las empresas privadas más beneficiadas destaca la farmacéutica Roche, la lechera Grupo Lala, la empresa de papas fritas Sabritas y la filial en México de la petrolera Halliburton, vinculada con el expresidente de EE.UU. George W. Bush.

Otras de las empresas que destacan por recibir millonarias condonaciones fiscales son Altos Hornos de México, con 601,1 millones de pesos (empresa vinculada al desfalco de Petróleos Mexicanos); Iusa, con 414 millones de pesos (propiedad del millonario Carlos Peralta); el club deportivo Cruz Azul, con 328 millones, y la papelera Kimberly Clark, con 44 millones de pesos (manejada por Claudio X. González, empresario opositor al presidente Andrés Manuel López Obrador).

En la lista dada a conocer también destacan políticos como Diego Fernández de Cevallos (líder histórico del PAN); Yeidckol Polevnsky (presidenta de Morena); la actriz y exprimera dama Angélica Rivera Hurtado (exesposa de Peña Nieto); el abogado Juan Collado (hoy preso por fraude y lavado de dinero); Ana Gabriela Guevara (exdeportista y funcionaria federal) y Cuauhtémoc Blanco (exfutbolista y actual gobernador de Morelos).

En la lista de beneficiados figuran así mismo el nombre de varios cantantes y personajes de la farándula. Entre ellos, José, Juan Gabriel, Marco Antonio Solís ‘El Buki’, Paulina Rubio, el entrenador de futbol Ricardo Antonio Lavolpe, así como varios conductores de televisión como Ernesto Laguardia e Ingrid Coronado, entre otros.

Los grandes montos pendientes

Sin embargo, todavía falta revelar el monto exacto que se perdonó a 201 grandes contribuyentes beneficiados, que presentaron amparos judiciales para no revelar dicha información y aún siguen en proceso.

Entre las empresas amparadas para no revelar los montos de sus condonaciones figuran los principales bancos, televisoras, farmacéuticas, empresas automotrices, mineras, tiendas departamentales y hasta equipos de futbol.

Este grupo de empresas concentran buena parte de las condonaciones y cancelación de adeudos fiscales, con un monto de 101.443 millones de pesos (5.120 millones de dólares).

“Pago de favores”

La polémica en torno a la condonación de impuestos y la falta de transparencia tiene un trasfondo político, ya que los programas implementados en 2007 y 2013 por los Gobiernos de Calderón y Peña Nieto fue utilizada como “pago de favores” políticos a grandes deudores, según han señalado exfuncionarios involucrados.

“Condonar impuestos es una expresión de complicidad y, al mismo tiempo, un acto de impunidad; sirve para pagar favores, ayuda a la reconciliación de agravios y al restablecimiento de las relaciones de poder”, reconoció Aristóteles Núñez, extitular del SAT durante la administración de Peña Nieto, en un artículo publicado en Excélsior en 2017.

Los principales programas de amnistía fiscal se produjeron tras las elecciones presidenciales de 2006 y 2012, que estuvieron marcadas por acusaciones de fraude, y en las cuales el sector empresarial jugó un papel crucial.

Sin embargo, el expresidente Calderón emitió un posicionamiento en redes señalando que el programa de cancelación de adeudos fiscales que emprendió su administración en 2007 fue parte de una política federal para liquidar deudas “incobrables”.

También dijo no tener conocimiento de que durante su gestión se haya beneficiado a empresas y personas específicas, ya que el programa fue abierto para toda la población.

Sin embargo, expertos en materia fiscal han calificado como un “abuso” el hecho de que los últimos tres Gobiernos de México hayan implementado programas de amnistía fiscal de manera tan reiterada, ya que esto fomenta que los grandes deudores no paguen impuestos de manera deliberada.

“Fue una pesadilla”

Por su parte, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, calificó como una medida injusta la condonación de impuestos en sexenios anteriores.

“Ya no hay condonaciones, que eso fue un mal sueño, como una pesadilla, que ya no, que ahora no hay condonaciones”, dijo el mandatario en su conferencia matutina del 2 de octubre.

“Es muy injusto que los campesinos, los obreros, integrantes de clases medias, comerciantes, pequeños, medianos empresarios, todos paguemos impuestos y existan hijos predilectos, hijas predilectas del régimen que no pagan o se les condonan los impuestos”, dijo El Gobierno de López Obrador envió una reforma al artículo 28 de la Constitución para impedir la condonación de impuestos, la cual está siendo revisada en el Congreso.

“En los Estados Unidos Mexicanos quedan prohibidos monopolios, prácticas monopólicas, estancos, condonaciones de impuestos y exenciones de impuestos en los términos y condiciones que fijan las leyes, así como las prohibiciones a título de protección de la industria”, señala la iniciativa de ley presentada por el Poder Ejecutivo ante el Congreso en agosto pasado.