Se comprometen tres municipios contra la corrupción

Morelia, Michoacán, 31 de octubre de 2019.- Un total de tres municipios se comprometieron públicamente a implementar buenas prácticas en materia anticorrupción, gobiernos abiertos, políticas de integridad, uso de las tecnologías para eficiente los servicios públicos, transparentar el ejercicio del recurso público y la rendición de cuentas.

Pese a que se invitó a los 113 alcaldes municipales, sólo Raúl Morón Orozco, presidente de Morelia, así como José Luis Téllez Marín, alcalde del municipio de Hidalgo y un representante de la alcaldesa de Jacona, Adriana Huirache, acudieron al evento “Gobiernos municipales abiertos, transparentes y libres de corrupción” convocado por los integrantes del Comité de Participación Ciudadana (CPC) del Sistema Estatal Anticorrupción (SEA).

Los municipios comprometidos contra la corrupción firmaron el manifiesto leído por Elideht García López, representante de la Organización Internacional en Michoacán de Amnistía, el cual incluye ocho compromisos con la ciudadanía frente al problema de corrupción dentro de los gobiernos municipales.

El primero de ellos es mejorar los procesos de transparencia para lo cual deberán incorporar todos los datos e información necesaria en sus páginas oficiales, misma que deberá ser actualizada de manera constante; como segundo, fortalecer los procesos de rendición de cuentas a través de mecanismos amigables y de fácil comprensión para la ciudadanía, lo que implica establecer la lengua originaria en su información para aquellos municipios que tengan comunidades indígenas.

Como tercer punto, el manifiesto señala que los cabildos deberán transmitir sus sesiones en tiempo real y con la presencia de la ciudadanía, procurando en todo momento contar con un traductor de lenguaje de señas y de lenguas indígenas.

Los pactantes acordaron transparentar en base al principio de máxima publicidad los procesos de convocatorias, licitación, adjudicación de obras y seguimiento de la entrega de las mismas con acompañamiento ciudadano; así como mejorar los procesos de gobernanza y participación ciudadana.

Igualmente, se comprometieron a implementar políticas de integridad y manuales de ética para el buen desempeño de las y los funcionarios públicos municipales, generar acciones preventivas e inhibitorias de hechos de corrupción, diseñando mecanismos internos de denuncia a los funcionarios públicos que incurran en estos hechos y para ello, deberán también establecer protocolos de acompañamiento para las y los ciudadanos que determinen llevar a cabo denuncias.

Finalmente, los ediles se comprometieron a contribuir en el fortalecimiento de una cultura de la legalidad buscando que el ejercicio de la administración pública municipal esté basada en las mejores prácticas gubernamentales sustentadas en la transparencia, apertura de datos, rendición de cuentas, gobiernos abiertos y acompañamiento de la ciudadanía en la toma de decisiones.