Ecuador sumido en las protestas

Como antecedente, a partir de que se instauro el sistema financiero internacional, dentro de los acuerdos fue la creación del Fondo Monetario Internacional (FMI) y la instauración de los bancos centrales de cada país, con el objeto de sujetar a los gobierno, en base a deudas condicionadas a aplicar reformas que afectan a las mayorías, benefician a las oligarquías de fuera y de dentro; para mantener el sistema neoliberal; claro que con la aceptación de políticos corruptos que traicionan a sus pueblos.

Este escenario se ajusta, a los acontecimientos que se están llevando a cabo en el Ecuador: el 1 de octubre el presidente Lenin Moreno anuncio la eliminación, de subsidios por 1.300 millones de dólares al combustible y reformas laborales que afectan a los empleados públicos, como: disminución del salario hasta 20% para los trabajadores con contratos temporales con el estado, la reducción de 30 a 15 días en las vacaciones de los trabajadores públicos, quienes además deberán pagar un día de salario al fisco por mes. Decisiones tomadas siguiendo las indicaciones del fondo.

“Retirar el subsidio a los combustibles significa un incremento del 120 por ciento de la gasolina extra, pero sobre todo del diésel, que es la que mueve toda la flota de transporte y que permite que los productos de primera necesidad lleguen a las urbes. Eso hará que el aparato económico se contraiga. Venimos de dos años de recesión fatal. Si aumentas el precio de los combustibles afectarás al sector productivo. Si se encarecen los productos, caerán las ventas y se cerrarán plazas de trabajo en el sector privado. Habrá más desempleo y los productos de primera necesidad serán mucho más caros. La pérdida es colectiva, por eso está el pueblo en las calles”, aseguró Paola Pabón, gobernadora (prefecta) de la provincia de Pichincha, donde está ubicada Quito

Las protestas han estallado en todo Ecuador, para exigir al gobierno la derogación del decreto. En este contexto: “El silencio editorial de la prensa conservadora del continente es otra prueba de la regresión política y social que sufre Ecuador, donde se vive un legítimo levantamiento popular y social contra políticas dictadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI)”, opina el ex canciller Ricardo Patiño.

La prensa hegemónica ha sido la mayor cómplice de Moreno, se ha asociado con él, es parte del Gobierno a tal punto que, por ejemplo, el hijo del dueño del Diario Expreso es el ministro de Transporte. Este Gobierno derogó la ley de Comunicación, la vació de contenido y dejó apenas la carcasa. Hay blindaje, manipulación y complicidad mediática para tapar errores y horrores de este Gobierno y de la brutal represión. Tenemos una democracia inmadura que se sorprende con esas cosas

“Los autores intelectuales de las medidas son los banqueros, los grandes empresarios, los políticos como Lasso y Nebot, que destruyeron nuestro país antes de que el expresidente Rafael Correa (2007-2017) llegara al Gobierno; además, EEUU está trabajando en esto (…) si creen que el presidente Lenin Moreno maneja el país, están equivocados”, dijo Patiño.

“Lo que tiene que hacer un Gobierno razonable es decirle al FMI que se calle”, dijo Patiño cuando se le consultó qué haría en caso de que el partido del expresidente Rafael Correa (2007-2017), denominado Revolución Ciudadana (izquierda), volviera al poder en Ecuador que firmó en marzo con el Fondo un acuerdo por 4.200 millones de dólares.

Lo primero sería mandar a los técnicos del FMI a su casa porque “todo lo que hacen es destruir y llevarse el dinero para los grandes negocios de Wall Street”, dijo Patiño.

“Si es que el Gobierno ecuatoriano ya recibió algunos fondos, tendrá que verse si son legítimos, porque normalmente los dineros del FMI no lo son a pesar de que puedan tener legalidad”, observó.

Patiño recordó que lo primero que hizo el Gobierno de Correa tras asumir en 2007 fue pagar por adelantado al FMI vencimientos por 15 millones de dólares.

El Gobierno de Lenin Moreno está acabado. Es un títere de los grupos de poder. Fue mi vicepresidente durante seis años y para lograr algo de popularidad, con complicidad de la prensa, dijo que había heredado una crisis económica. ¿Y él siendo vicepresidente no la vio? ¡Inconconcebible! El Gobierno está acabado por sus propios errores. No hay golpismo como insinúa Lenin y la prensa. Declara Rafael Correa expresidente del Ecuador

EEUU y los grandes empresarios y políticos de Ecuador como Jaime Nebot y Guillermo Lasso, son los responsables de la crisis económica y política que se vive en el país.

La represión ejercida por el gobierno de Lenin Moreno, de acuerdo a la defensoría del Pueblo de Ecuador, ha producido cinco fallecidos, 477 detenidas y 31 periodistas agredidos, durante las protestas y a medida de que pasan los días estos números aumentaran para sufrimiento del pueblo.

La conciencia y la rebeldía del pueblo de ecuador, se levanta en una revolución pacífica, el gobierno no tiene ninguna posibilidad de resistirse, está herido de muerte, tendrá que echar marcha atrás o retirarse del gobierno.